Archivo de la etiqueta: micológicas

Una seta, dos setas, tres setas….ups una Amanita Phalloides

Anunciaban un día frio, aún así partimos con ilusión hacia Tamajón. Allí habíamos quedado con nuestros colaboradores de "Mas que pájaros", Bea, María y Manu tenían todo preparado para poder disfrutar de una interesante jornada micológica.

 

Comenzamos con una presentación que nos introdujo en este interesante y desconocido reino de los hongos, unas nociones básicas de biología y algunos consejos de como debemos recolectar las distintas especies comestibles de setas, para asegurar su nueva reproducción el próximo año.

 

Equipados con la recomendada cesta, navaja y muchas ganas de buscar, rebuscar y usmear cada rincón del pinar, nos pusimos a ello. Conseguimos varios ejemplares de setas no comestibles e incluso algunas tóxicas que nos ayudaron a reconocer las que NO serían buenas compañeras.

 

En-la-cesta

 

Sin duda los reyes indiscutibles de nuestra recolecta final fueron los níscalos, siempre deliciosos.

 

Durante tres horas recorrimos el bosque, siempre acompañados por nuestra mayor amenaza la mortal Amanita Phalloides, una seta con buena presencia, abundante y que cualquiera se llevaría a la sartén pero que resulta ser unas de las más peligrosas si son ingerida por humanos.

 

La Amanita siempre formó parte de la historia del hombre, como protagonista de la muerte del emperador Claudio y otros celebres en la antigua historia. Hoy en día sigue siendo causa de un numero de muertes al año que no debemos pasar por alto. Debido al aumento en la práctica de recolección de setas en la sociedad, el número de estas puede verse elevado. Sólo hay que tener un poco de cuidado e informarse correctamente antes de llevarse a la cesta cualquier fruto tentador con que el hongo nos obsequia.

 

En cualquier guía micológica o página web especializadas podemos encontrar información para evitar pasar por un riesgo innecesario. También podéis participar con La Tormenta en sus salidas micológicas, acompañados por espertos.

 

Amanitas

 

Amanita phalloides y Amanita muscaria

 

 

Pero volvamos a los níscalos, mucho más venébolos con los humanos y agradecidos en la cocida, en guiso, acompañados con patatas, arroz, costillas o salteados con un poquito de aceite.

Aquí os dejo una muestra del nuestro en proceso, el resultado final fue engullido tan rápido que no dejó testimonio gráfico.

En-la-cazuela