Pino, no pino.

Recuerdo la primera vez que me dieron algunas claves para identificar los arboles, su objetivo era que termináramos con unos mínimos claros para poner identificar dos grandes grupos, pino y no-pinos. Así que me imagino que la mayoría de la gente andará por esos lares y conocerá en mayor o menor medida el mundo de los pinos, fácilmente reconocible por sus hojas (acículas) frente al el resto de los arboles.

Pinus sylvestris en Guadarrama
Pinus sylvestris en Guadarrama

En la península ibérica tenemos la suerte de contar con una buena muestra de los arboles de este genero (Pinus), de hecho, algunos de ellos son puramente mediterráneos por lo que no los encontraremos en los inmensos bosques del norte y centro de Europa. Para el aficionado a la botánica hay multitud de información de calidad al alcance de un clic y mucha mejor bibliografía en al que resolver las dudas que podamos tener a la hora de clasificar una especie dentro del genero Pinus, pero a mi habitualmente me surgen dudas entre varias de ellas de las que no veo asiduamente y tengo que repasarme las guías una y otra vez. Así que aquí voy a presentar una sencilla tabla con datos someros sobre las especias más comunes que podemos encontrar en la península y algunos datos que pueden ayudar a su identificación.

 

Los pinos son arboles de la familia de las pináceas (Pinaceae) como los abetos, cedros, tuyas, etc, pertenecen al genero Pinus y ahí encontraremos todas las especies que reseñamos a continuación. A su vez las pináceas son una familia dentro de la clase de las coníferas perteneciente a las gimnospermas. (Gimnospermas – Coníferas – Pináceas – Pinos) Esto de la taxonomía se merece una explicación más amplia, pero vamos a los pinos. A primera vista podrá servirnos de ayuda el fijarnos en el tamaño de sus acículas y piñas, eso ya nos hará afinar mucho en nuestra selección. Además tendremos que orientarnos por la altura en la que nos encontremos, tipo de suelo y otros rasgos característicos como las escamas de las piñas o el color de acículas y corteza.

 

Además de la descripción de las seis especies comunes en la península, incluyo dos más, que aunque introducidas a finales del siglo XX por repoblaciones en busca de la rentabilidad maderera son bastante comunes en nuestros paseos por el norte de la misma. Y muy fáciles de reconocer dado que sus acículas se agrupan en tríos en vez de en parejas como en el resto de pinos reseñados. (Pinus canariensis, Pinus radiata)

Pináceas
Características de las principales pináceas

Pinus uncinata; Pino negro.

  • De 1.600 a 2.400 m.s.n.m.

  • Cualquier tipo de suelo.

  • Porte de hasta 20 m

  • Hojas en grupos de 2, de 3 a 8 cm de largo.

  • Piñas (conos femeninos) de 5 a 7 cm de largo por 3 cm de diámetro. Escamas con vértice en forma de gancho.

  • Corteza gris oscura.

  • Ocupa el piso más alto.

Pinus sylvestris; Pino piñonero

  • De 1.000 a 2.000 m.s.n.m.

  • Cualquier tipo de suelo.

  • Porte de hasta 35 m

  • Hojas en grupos de 2, de 3 a 7 cm de largo.

  • Piñas (conos femeninos) de 2 a 6 cm de largo por 3,5 cm de diámetro.

  • La corteza se desprende de la parte alta en láminas color anarajado.

  • Ampliamente distribuido.

Pinus halepensis; Pino carrasco

  • De 1.000 a 1.600 m.s.n.m.

  • Prefiere suelos calizos. Resistente a la sequía.

  • Porte de hasta 20 m

  • Hojas en grupos de 2, de 6 a 15 cm de largo.

  • Piñas (conos femeninos) de 5 a 12 cm de largo por 4,5 cm de diámetro. Arrancan de un pedúnculo grueso.

  • Corteza cenicienta. Con la edad pardo rojiza. Fisuras profundas en ejemplares viejos.

  • Ampliamente distribuido en la península y baleares.

Pinus nigra; Pino negral, Pino salgareño.

  • De 800 a 1.500 m.s.n.m.

  • Prefiere suelos calizos.

  • Porte de hasta 30 m

  • Hojas en grupos de 2, de 10 a 16 cm de largo.

  • Piñas (conos femeninos) de 4 a 6 cm de largo.

  • Corteza grisacea – blanquecina y resquebrajada.

Pinus pinaster; Pino rodeno, Pino marítimo, Pino resinero.

  • De 0 a 1.500 m.s.n.m.

  • Porte de hasta 20 m

  • Hojas en grupos de 2, de 10 a 25 cm de largo.

  • Piñas (conos femeninos) de hasta 22 cm de largo. Escamas con protuberancias punzantes.

  • Corteza gruesa, resquebrajada y pardo rojiza.

Pinus pinea; Pino piñonero

  • De 0 a 1.000 m.s.n.m.

  • Prefiere suelos siliceos. Sueltos y arenosos.

  • Porte de hasta 30 m

  • Hojas en grupos de 2, de 10 a 20 cm de largo.

  • Piñas (conos femeninos) de 8 a 14 cm de largo por 10 cm de diámetro. Con dos piñones carnosos en cada escama.

  • Copa en forma de parasol. Corteza gruesa y grisácea.

  • Ambiente mediterráneo.

Pinus uncinata
Vallibierna (Pirineo aragones)
Pinus uncinata
Pino Negro
Pinus uncinata
Pinus uncinata

 

 

 

 

 


Pinus radiata; Pino de Monterrey. Pino insigne.

  • De 0 a 800 m.s.n.m.

  • Porte de hasta 30 m

  • Hojas en grupos de 3, de 7 a 15 cm de largo.

  • Piñas (conos femeninos) de 7 a 14 cm de largo por 8 cm de diámetro.

  • Corteza pardo oscura muy agrietada.

  • Introducido en el norte de la península.

Pinus canariensis; Pino canario.

  • Hojas en grupos de 3, de 20 a 30 cm de largo.

  • Piñas (conos femeninos) de 10 a 20 cm de largo.

  • Introducido en la península desde canarias.

 

Ahora es el momento de buscar buenos ejemplares de cada uno, para que no se me vuelva a olvidar como reconocerlos.

 

www.latormenta.es

 

Bibliografía y consulta:

 

Una seta, dos setas, tres setas….ups una Amanita Phalloides

Anunciaban un día frio, aún así partimos con ilusión hacia Tamajón. Allí habíamos quedado con nuestros colaboradores de "Mas que pájaros", Bea, María y Manu tenían todo preparado para poder disfrutar de una interesante jornada micológica.

 

Comenzamos con una presentación que nos introdujo en este interesante y desconocido reino de los hongos, unas nociones básicas de biología y algunos consejos de como debemos recolectar las distintas especies comestibles de setas, para asegurar su nueva reproducción el próximo año.

 

Equipados con la recomendada cesta, navaja y muchas ganas de buscar, rebuscar y usmear cada rincón del pinar, nos pusimos a ello. Conseguimos varios ejemplares de setas no comestibles e incluso algunas tóxicas que nos ayudaron a reconocer las que NO serían buenas compañeras.

 

En-la-cesta

 

Sin duda los reyes indiscutibles de nuestra recolecta final fueron los níscalos, siempre deliciosos.

 

Durante tres horas recorrimos el bosque, siempre acompañados por nuestra mayor amenaza la mortal Amanita Phalloides, una seta con buena presencia, abundante y que cualquiera se llevaría a la sartén pero que resulta ser unas de las más peligrosas si son ingerida por humanos.

 

La Amanita siempre formó parte de la historia del hombre, como protagonista de la muerte del emperador Claudio y otros celebres en la antigua historia. Hoy en día sigue siendo causa de un numero de muertes al año que no debemos pasar por alto. Debido al aumento en la práctica de recolección de setas en la sociedad, el número de estas puede verse elevado. Sólo hay que tener un poco de cuidado e informarse correctamente antes de llevarse a la cesta cualquier fruto tentador con que el hongo nos obsequia.

 

En cualquier guía micológica o página web especializadas podemos encontrar información para evitar pasar por un riesgo innecesario. También podéis participar con La Tormenta en sus salidas micológicas, acompañados por espertos.

 

Amanitas

 

Amanita phalloides y Amanita muscaria

 

 

Pero volvamos a los níscalos, mucho más venébolos con los humanos y agradecidos en la cocida, en guiso, acompañados con patatas, arroz, costillas o salteados con un poquito de aceite.

Aquí os dejo una muestra del nuestro en proceso, el resultado final fue engullido tan rápido que no dejó testimonio gráfico.

En-la-cazuela

 

Quebrantahuesos en el Alto Atlas Marroquí

Era la tercera vez que nos acercábamos hasta el refugio del Toubkal para realizar su ascensión, pero lo que nos encontramos esta vez como bien venida, además del imprescindible té moruno, fué todo un regalo a los ojos. Justo en las paredes enfrente del refugio volaba un Quebrantahuesos. Era inconfundible aún sin prismáticos, al salir de Madrid dudé sobre llevarlos en la mochila o no, esta vez era un viaje totalmente deportivo asique al final decidí que no tendría mucho tiempo de estar buscando pajaritos y finalmente no viajaron a Marruecos.

La verdad que no hacían falta, el Quebrantahuesos nos dió oportunidad de reconocerlo y disfrutar de su vuelo durante varios minutos. 

 

quebran2

 

 

Incluso se posó en alguna ocasión en los resaltes más bajos de las laderas verticales que teníamos ante nosotros.

 

quebran3

 

Quedamos fascinados con el encuentro, aunque no sería el único, dos días después en nuestra ascensión al Ras y Timesguida, en el momento en que los más avanzados llegaban al collado del Ras, Alvaro gritó: El Quebrantahuesos!!! Miré rápido hacia todas partes y tuve la suerte de ver como con vuelo decidido se alejaba cruzando el valle hacia el Toubkal que hoy veíamos hacia el Este. Otro ejemplas salió en dirección opuesta hacia el Oeste, no pude verlo porque todavía no había culminado el collado, la emoción la compartimos todos aunque solo algunos llegaron a ver a la pareja.

 

quebran1

 

Os cuento todo esto porque hasta este año había pensado que encontrarme con una pareja de Quebrantahuesos en Marruecos y de una manera tan cercana era difícil. Habíamos visto otra pareja en 2011 en la zona de MGoun y lo anoté en mi memoria como una casualidad excepcional. En aquella ocasión los guardas del refugio nos comentaron que sólo había una pareja por allí, con lo que habíamos tenido suerte.

 

El Quebrantahuesos había llegado casi a su desaparición en Áfria, es a partir de 2007 cuando empiezan a realizarse proyectos para su conservación. Hasta entonces no se conocía prácticamente nada sobre la población ni situación de estas aves en todo el continente africano, mientras que en Europa ya se habían realizado varias acciones para su protección y recuperación.

 

Por la experiencia que tuvimos este año, podríamos pensar que los esfuerzos que se están llevando a cabo en el Norte de Africa para recuperar esta especie, está teniendo resultado. Esperemos que las grandes montañas del continente africano vuelvan a estar ocupadas por el imponente Gypaetus Barbatus.

Trekking al Alto Atlas Marroquí 2013

Terminal 4 de barajas, martes 5 de febrero de 2013, las cindo de la tarde y nos vamos juntando frente a los mostradores de Ryanair los 7 viajeros. El alto atlas marroqui es la cadena montañosa que atraviesa el norte africano desde las costas atlanticas hasta Tunéz, 2.400 Km de montañas que separan el desierto del Mediterraneo.

Según aterrizamos en Marrakech nos estaba esperando Azdour Lachen, nuestro contacto en la zona, para llevarnos en un minibus hasta M'zik, pequeño pueblo bereber en el valle de Imlil, donde estableceriamos nuestro campo base en el albergue que la familia Lachen tienen allí. Nuestros amigos nos recibieron con agradable hospitabilidad, un cómodo lugar donde dormir y preparar nuestras mochilas para el día siguiente, y, por supuesto, una estupenda sopa marroquí seguido de un Cous Cous que nos dejó sin respiración y cargó baterias.

 

Alto Atlas Marroquí 2013

 

A la mañana siguiente comenzamos nuestra andadura por las tierras del Alto Atlas. Este año el invierno ha comenzado con poca nieve y aunque en las cumbres si que nos encontraremos nieve y piedra, en nuestro camino hasta el Refugio Netler (3.207m) no habrá nada. Esto, que no es lo que esperabamos, nos permite aprovechar la comodidad de que nos porteen las mochilas mediante mulas hasta el refugio. Así que una vez listos nos pusimos en marcha junto con Ibrahim y Mohameh, nuestro guía local y cocinero, además de mulero y mulas.

 

Alto Atlas Marroquí 2013

 

El calor en nuestras ascensiones invernales nos llevó caminando ligeros de peso valle arriba. Saliendo de M'Zik disfrutamos de las vistas de los diferentes pueblecitos que jalonan el valle de Imlil. Nuestros pasos se fueron acercando hasta el morabito de Sidi Chamharouch (2.326m), un lugar de culto para los habitantes de la zona, donde peregrinan para recibir protección del santo que un día pernocto bajo esta piedra, ahora pintada de blanco.  Sidi Chamharouch tenía aspecto de perro durante el día y hombre en la noche. Ahora la tribu Ait Mizane benera este morabito.

Nosotros aprovechamos para hacer una parada en el camino, tomarnos un rico zumo de naranja y emprender nuestros primeros negocios con las gentes del lugar. Aquí encontramos varias tiendas de regalos, ropa, pañuelso bereberes, etc… Sus vendedores se acercan con las mismas ganas de vender que de charlar un rato con nosotros. Y te encomiendan a que hagas una parada tranquila a la bajada, y quizás le intercambies algo de la ropa que llevas a cambio de una preciosa chilaba.

Si estás pensando desprederte de algo de ropa de montaña y vas a ir a marruecos, este es un buen sitio para hacer un trueque. Aquí, en las escuelas de los pueblos que atraviesas, o quizás a las familias que te abren sus hogares para alojarte. No buscando el chollo que esperariamos de un gran almacen, si no siendo conscientes de donde y a quién estamos negociando con nuestra ropa vieja. Con esto del regateo corremos el riesgo de olvidarnos del gran lujo de viajar por el mundo con nuestras camaras de fotos. Eso no se les escapa a los habitantes de la zona que nos ven pasar.

Unas pocas cuestas más arriba nos encontramos con los refugiós del Toubkal. Actualmnet hay dos complejos contruidos, uno al lado de otro. El primero, el Refugio Muflons, construcción más actual, enorme por dentro con aspiracones a Riad, pero helador en invierno. El segundo el Refugio Netler, el pionero en el lugar, gestionado por el C.A.F. (club alpin français), siempre con ambiente montañero y mucho menos frio, gracias al trajin de gente que siempre trae. Aquí nos espera una revitalizante comida de bienvenida.

Antes de eso, en la puerta del Refugio, mientras degustabamos un Té marroquí, tuvimos la gran suerte de contemplar como el Quebrantahuesos salia a saludarnos. De nuestras visitas al Alto Atlas era la primera vez que le veiamos en esta zona. Sobrevolo el refugio para acabar posandose justo en las cornisas rocosas en frente nuestra. Todo un lujo de bienvenida. Dos dias después nos volvería a sorprender llegando a la cumbre del Ras. Esta vez volando en pareja.

 

Alto Atlas Marroquí 2013

 

Todo segun lo previsto, buen tiempo, poca nieve, y tiempo por la tarde para adaptarnos a la altura y dar un pequeño paseo chequeando los crampones, piolets, botas etc…. Y a pensar en el Toubkal.

 

Alto Atlas Marroquí 2013

 

Jueves 7 de febrero, aun a oscuras nos levantamos para emprender nuestro camino.Sendero entre rocas y algun pequeño nevero sorteable nos va llevando poco a poco rumbo a la cumbre. El escalon más empinado lo tenemos sobre el refugio, para abandonar el valle. Con paso tranquilo y aun al la sombra vamos ascendiendo todo el grupo. Fotos, tomar aire, y alguna que otra barrita nos van llevando siguiendo las huellas. Llegando a los 3.400 m nos ponemos los crampones para no tener problemas con la nieve y alguna placa de hielo que van apareciendo de forma continua. Ya con el sol dandonos de pleno llegamos al el gran collado que nos abre la puerta de los 4.000 m y desde donde se abre el horizonte. El desierto, al Anti-Atlas y miles de valles por recorrer a nuestros pies. También tenemos ya la cumbre, con su peculiar estructura metálica a la vista. Tomamos aire y a la cumbre. Toubkal 4.167m, techo del Africa norte.

 

Alto Atlas Marroquí 2013

 

Ya de bajada unos pocos nos decidimos a visitar también la cumbre del Toubkal Oeste (4.030 m) desde el collado se accede facilmente y merece la pena su visita.

Una larga jornada caminando que fue recompensada con la preciada comida en el refugio, y una larga sobremesa en el repleto Refugio Netler. El día siguiente será intenso, nos espera la ascensión als Ras y el Timesguida y vuelta hasta Mm'Zik de bajada.

Con las primeras luces del día comenzamos nuestro camino hacía el Ras. Con los crampones puestos en busca de la esquiva nieve vamos ascendiendo por el precioso valle Irhzer n' Bou Imrhaz hasta el Tizi n'Ouagane, bonito collado donde se nos vuelve a abrir el horizonte del Atlas. Aquí nos quitamos los crampones y ascendemos por el sendero que recorre la pedregosa arista del Ras. Un primer tramo más estrecho y rocoso, nos situa en la suave loma que da acceso a la cumbre del ras y al collado con el Timesguida. Con sol y cansancio llegamos al Ras (4.083m).

 

Alto Atlas Marroquí 2013

 

Al Timesguida nos separan las amplias palas de nieve del collado y la cumbre, así que un rato allí andamos también. Timesguida (4.089m) y recorriendo su amplia ladera comenzamos el retorno.

Una vez en el refugio, paramos a comer y a recoger todo nuestro material. A las mochilas debemos sumarle los cuatro cuatromiles que llevamos a nuestras espaldas. Y una vez recogido todo emprendemos nuestro camino de regreso al valle de Imlil. La tarde avanza con nuestro descenso y a la altura del morabito nos pilla la noche. Así que frontales y paso calmo para continuar nuestro descenso.

En M´Zik nos están esperando con una grandiosa cena de despedida Bereber, brochetas, patatas fritas y ensalada, toda una delicia.

Ya solo nos queda cerrar nuestro viaje con una visita a Marrakech. De camino del Valle de Imlil a Marrakech podemos contemplar la preciosidad del valle y la gente que siempre rodea las carrretas llenando de vida el paisaje.. Además hoy es día de mercado en Around.

 

Alto Atlas Marroquí 2013

 

A medio día llegamos a Marrakech, tiempo para compras en el zoco, turismo por la gran ciudad Imperrial y paradas gastronómicas. Ha sido una gran semana en el Alto Atlas.

 

 

 

 

MOCHUELO

Pequeño, de grandes ojos e iris de color amarillento, caza sobre todo pequeños roedores, insectos grandes, pequeños pájaros y gusanos.

 

En la antigua Grecia era el animal sagrado de la diosa Atenea, de la cual toma su nombre científico Athene noctua. El mochuelo europeo fué elegido Ave del Año 2011 por Seo/Birdlife, convirtiéndose en la primera ave nocturna en serlo.

Los cambios en el uso de la tierra, las nuevas tecnologías empleadas en la agricultura y el uso de de pesticidas han hecho que su población disminuya progresivamente, a pesar de ser uno de los mejores aliados del agricultor evitando diversas plagas. Representante por lo tanto de todas las aves que habitan y necesitan de este medio.

Talleres, charlas, nuevos proyectos nos animan a concienciarnos en los valores relacionados con la naturaleza. Quizás el medio rural sea uno de los más difíciles de tratar, costumbres arraigadas en gentes que se ven en un marco económico difícil y de crecimiento escaso.

 

SEO/BirdLife lleva más de 10 años trabajando para que la Política Agraria Común (PAC) incorpore criterios ambientales y fomente métodos de producción más sostenibles y favorables para el medio ambiente y las aves, buscando la compatibilidad con la rentabilidad de los agricultores.

 

La mayoría de los agricultores en nuestro país son mayores de 35 años y el relevo generacional va desapareciendo, quizás llegue un día en que no sabremos ni plantar una patata.

 

Habrá que seguir eligiendo aves cada año, no sólo para conservar la diversidad, sino para conservar nuestra propia existencia.

 

 

mochuelo

 

 

 

 

PERDIZ NIVAL

Una gran sorpresa nos esperaba el cuarto día de nuestro viaje por Eslovenia. Animados por el éxito de la cumbre del día anterior y ya superada la parte más dura del trekking nos disponíamos a disfrutar de una agradable y tranquila jornada hasta el refugio Don na Komni.

Pasado un bonito collado, comenzamos a escuchar balar a un grupo de cabras que gracias a los prismáticos pudimos situar en las partes más altas a nuestro alrededor. Fuimos observandolas un buen rato y de repente otro sonido se intercaló con los esporádicos balidos de los machos dominantes.

Me paré y decidí echar un último vistazo a la zona antes de pasar de largo, mi sorpresa fue encontrarme con unas aves que nunca antes había visto. Tengo que reconocer que aunque soy aficionada a la ornitología nunca había llamado mi atención al ojear las guías de aves la misteriosa y peculiar Perdiz Nival (Lagópodo Alpino)  en esloveno Belka.

En un principio sólo pudimos hacer alguna foto de no muy buena calidad debido a la lejanía de los ejemplares que además se mimetizaban de una forma asombrosa con el entorno que les rodeaba.

Precisamente esa es su característica principal, como pude consultar días después en la guía de aves,a finales de otoño, su oscuro plumaje se vuelve blanco para ayudarle a camuflarse en un entorno nevado, cualidad llamada homocromía estacional.

Es una ave más caminadora que voladora que habita en zonas de alta montaña. En Islandia se organiza una época de 4 meses para la caza de esta especie que se encuentra en un elevado número debido al abundante alimento. En la Península se calculan unas tres mil parejas, a las que el calentamiento del planeta está pasando factura, la escasez de nieve, los cambios bruscos de temperatura y las estaciones de esquí son sus peores enemigos.

 

Otra cosa que pudimos constatar en nuestro viaje por centro Europa es la ausencia de nuestro conocidisimo y abundante Buitre Leonado (Gyps fulvus) , no vimos ninguno, corroborando la idea de que el 80% de estas especie se encuentran en la Península Ibérica. Lo abrupto de nuestro país y los maravillosos cortados que lo recorren, ofrecen el refugio idóneo a una de las aves carroñeras más importantes.

 

Si nos encontramos con la maravillosa Águila Real (Aquila Chrysaetos), tanto en Dolomitas como en Francia.

 

Y para terminar y como otra clara curiosidad de la especialización de las especies, la Corneja Cenicienta, que solo podemos encontrar desde Centro Europa hacia Asia y en los Países Escandinavos pero que no podemos ver en la Península,  tiene sutiles diferencial con la Corneja Negra que habita en nuestro territorio.

Pertenecientes a la familia de los Córvidos, es de destacar la inteligencia y sorprendente evolución que han desarrollado, siendo capaces de utilizar herramientas, como lo hace el ser humano, para conseguir alimentos. Experto robando huevos en nidos ajenos y aprovechando carroñas y desechos. 

                                                 

 CORNEJA NEGRA                                           CORNEJA CENICIENTA      

                                                 

Lo que más nos constó fue encontrar a los Flamencos (Phoenicopterus ruber), sabíamos que toda la consta de Francia hasta el Delta del Ebro es zona de invernada, asi que sólo había que estar pendiente y encontrarlos descansando tranquilamente en alguna de las numerosas salinas y lagunas que recorren estas costas. En algún punto entre Montpellier y Perpignan conseguimos dar con ellos. Fue emocionante porque ese mismo día cruzábamos la frontera y la posibilidad de encontrarlos eran cada vez menos. 

Al final quedamos muy satisfechos con el recuento de especiese que pudimos observar en nuestro bonito viaje y dispuestos a preparar nuestra siguiente aventura.

 

Trekking en Eslovenia (Septiembre 2012)

Se  nos ha ido pasando el tiempo sin contar como nos fue en nuestro viaje por tierras eslavas. Más vale tarde que nunca. Eslovenia es un país apasionante que no defrauda. En su pequeña extensiones es fácil disfrutar la visita. Como era la primera vez que sacábamos este trekking con "La Tormenta" para allá nos fuimos Susana y yo a prepararlo todo e intentar hacerlo lo mejor posible.

El viaje comenzó el martes 18 de septiembre en el aeropuerto de Venecia. Ahí llegaban nuestras compañeras de viaje, Mar, Ana y Cristina. Y ahí estábamos esperando con la furgoneta, todavía con el gusto de la pizza veneciana. Nos pusimos rápidamente en camino rumbo a Eslovenia. 280 Km nos separaban de Bled, nuestro primer destino.

En nuestro trayecto atravesamos los grandiosos Dolomitas por el oeste, para entrar en Eslovenia por la cara norte del Triglav. Nada más pasar la frontera por Tarvisio paramos a comer algo al lado de los Lagos de Zelenci. Una buena oportunidad para probar la primera "pivo" eslovena (Cerveza) y ver las lagunas desde donde nace el Sava, uno de los grandes ríos que rodean el P.N del Triglav y atraviesa Eslovenia.

Pasamos nuestra primera noche en Bled, preparando las mochilas para el trekking, realizando compras de ultima hora y dando un paseo por la coqueta ciudad. Al día siguiente comenzaríamos nuestro recorrido hacia la montaña más alta de los alpes julianos.

Sin mucha prisa, desayunamos energético café con un auténtico bollo esloveno y nos dirigimos a Stara Fuzina. Punto de inicio de nuestro Trekking. Allí hay un aparcamiento de pago, 6,00 € por día, por medio de una maquinita donde abonar la pertinente tasa. Eslovenia es aun uno de esos países donde todo parece llevar un orden y la gente respetarlo. Así que solo hay que dejarse llevar por la corriente.

Último ajuste a las mochilas y para arriba. Hoy y mañana nos toca hacernos más de 2.000 m de desnivel hasta la cumbre preciada del Triglav. Comenzamos a la orilla de un hermoso barranco Kárstico y dentro del bosque vamos caminando, superando los escalones que nos tiene preparados. Con paso firme y disfrutando de la frondosidad del bosques vamos tomando altura.

En unas pocas horas nos hemos ventilado la primera jornada y ya tenemos a la vista el "Vonikov Dom", nuestro refugio. Solo nos encontramos a una pareja de Ucranianos y otra de Alemanes a los que hoy el viento y las nubes no les han dejado llegar a cumbre. Nosotros esperamos tener más suerte mañana. El perro y dos señoras que gestionan el refugio son los únicos por allí. Parece que la temporada de montañeros ya ha pasado por estos lares.

Según llegamos se pone a llover a cántaros, y al día siguiente, para nuestra sorpresa, todo amanece cubierto de una fina capa de nieve. Con la esperanza de que despeje para llegar al Triglav partimos dejando atrás a las dos señoras de simpatía contenida y el perro cariñoso. La postal se ha vuelto blanca en una noche, así que debemos evaluar con tranquilidad hasta donde nos dejará llegar la montaña. Paso a paso.

Un empujón matutino y estamos en Triglavski Dom, uno de los refugios a los pies del macizo de roca que forma el Triglav. Todo está cubierto de nieve, fuerte viento y la cumbre se ve helada desde aquí, así que decidimos tomarnos un respiro dentro del refugio y esperar unos minutos a que el sol de la mañana empiece a hacer de las suyas con el posible hielo.

Un rato de darle vueltas a la cabeza y decidimos subir dejando parte del peso para ser más ágiles. Nos ponemos los arneses y preparamos para la cumbre, previsiblemente nevadita. Si encontramos hielo tendremos que darnos la vuelta. Reanudamos la marcha con el tiempo de nuestro lado, cielo despejado y viento más suave. Aunque encontramos nieve en el camino, y no hay huellas, no está helado y podemos caminar de forma segura. Los primeros cables y clavijas que protegen el acceso a la arista cimera y continuamos nuestros pasos rodeados de nieve.

Con el buen tiempo que estamos teniendo y un poco de nieve reciente acumulada en algunos trozos más protegidos del viento y el sol, vamos avanzando. Llegamos al Mali Triglav (cumbre este del grupo) y ya podemos ver la hermosa arista que nos lleva hasta la cumbre. No se nos interpone nada en nuestro camino, otro esfuerzo y otra cumbre visitada y disfrutada.

Bajamos por el mismo camino para recoger nuestras cosas y comer algo ya en terreno estable. Ha sido una bonita y trabajada ascensión para todas. Con la satisfacción de la cumbre a pesar de la imprevista nieve, lo que ha aportado un plus muy interesante, continuamos nuestro camino para llegar a Koča na Doliču, nuestro refugio de hoy. Llegamos ya anocheciendo y con un riquísimo Gulach eslavo esperándonos para celebrar la jornada.

A la mañana siguiente, con buen tiempo, nos alejamos de la cumbre del Triglav para a adentrarnos en la frondosidad del bosque y atravesar varios de los lagos que el pasado glaciar ha dejado en esta tierra. Fotos de la cumbre rocosa, y encuentros fortuitos con un grupo de perdices nivales, ya mudando el color de su plumaje y alguna marmota llamando nuestra atención, acompañan nuestros pasos ya en descenso.

Perdiz Nival en EsloveniaMarmota en Eslovenia

A última hora de la tarde llegamos a nuestro último refugio, Dom na Komni. Después de los típicos refugios de alta montaña con las comodidades básicas, básicas, nos encontramos con un auténtico Hotel de Montaña, estupendo para reposar antes de abandonar nuestra escapada montañera. Y por supuesto, tomar unas ricas "Pivos" contemplando las estrellas de este maravilloso lugar.

Nuestra última jornada de trekking nos lleva a la orilla del Lago Bohinj, el cual atravesaremos de punta a punta por el sendero de su orilla norte hasta Stara Fuzina, donde tenemos la furgoneta esperando, y donde disfrutaremos de un merecido descanso bajo el sol a la orilla de este fabuloso lago glaciar. Tarde en Bled, visita al castillo, compra de regalos y una rica pizza en el Restaurante Rustika de Bled.

El domingo tenemos cita con el Río Soča y sus aguas esmeraldas. Un trepidante rafting nos esta esperando. Para llegar hasta allí recorremos una ruta panorámica rodeando completamente el P.N. del Triglav. Por la mañana atravesamos el Puerto de Vrsič por la carretera de los Rusos. Nombre dado en homenaje a los presos de la Primera Guerra Mundial que construyeron la misma. Descendemos hasta el valle de Trenta donde realizamos nuestro rafting y disfrutamos de las aguas realmente increíbles del Soča. (En esta época el río llevaba una cuarta parte del agua que suele albergar, así que habrá que volver a remar más fuerte)

Ya por la tarde volvimos hacia Bled, esta vez  pasando por Tolmin y  el valle del río Baca. El cual también se puede atravesar en un curioso tren en el que subes tu coche y atraviesas las montañas rumbo Bohinj. Ya en Bled con todas las actividades deportivas conquistadas, estábamos preparados para darnos el homenaje definitivo de la comida Eslovena. Y para eso el Gostilna Pri Planincu es un buen restaurante donde probar platos típicos. No nos defraudo aunque se nos fue de mano el relax de los deberes hechos y el horario continental nos dejo sin postre. Tomamos nota para la próxima.

Al día siguiente nos quedaba conocer la capital Eslovena. Ljubliana es una encantadora ciudad con un muy accesible centro histórico donde pasear y empaparse de la historia y ambiente del país. Una buena opción es alquilarse una bicicleta en la oficina de turismo por solo 3 euros, y disfrutar de sus calles y parques. También tuvimos la suerte de ver como llueve en el país, una bonita estampa con toda su fuerza, rayos y truenos, que agradecemos no haber vivido en nuestros días en la montaña.

Amanecer lluvioso y vuelta a Venecia a tomar el avión de vuelta a casa. Después de una intensa semana donde hemos aprovechado cada instante en este hermosos rincón de Europa.

El próximo año volvemos a por más.

[vimeo 54155519]